El psicólogo responde®. Duda solucionada: Número 6

 


Duda solucionada: Número 6

Pregunta del paciente:

Hola,

Me gustaría saber cómo superar una ruptura sentimental y cómo afrontar este proceso. ¿Se puede una persona recuperar del todo? ¿Es normal creer que se puede recuperar la relación y a la otra persona?

¿Qué puedo hacer? Me encuentro en muchas ocasiones mal y no sé si puedo con esto o si se pasará esto algún día.

¿Es sano intentar volver?

Actualmente no puedo pagar un psicólogo ¿me dan algún consejo o alguna referencia bibliográfica?

Gracias cualquier ayuda se agradece.

Respuesta:


Buenos días,

Recientemente he contestado una pregunta similar a la planteada por usted. En ella ofrecía recomendaciones para las cuestiones objeto de su preocupación. Transcribo, más abajo, lo desarrollo allí.

Pero antes debo aclarar que las preguntas: ¿Es normal creer que se puede recuperar la relación y a la otra persona? ¿Es sano intentar volver? son preguntas que afectan lo personal y por lo tanto intransferibles, es decir, únicamente usted está en condiciones de responder ya que este dolor pertenece a la esfera de su intimidad.

Buscar la seguridad, pretender evitar el riesgo de equivocarnos, controlar el futuro o intentar vivir solo el presente careciendo de proyección hacia el futuro es un modo de mostrar ceguera para otras actitudes que seguro habitan dentro de usted.

Nos dice: "Me encuentro en muchas ocasiones mal y no sé si puedo con esto o si se pasará algún día".

Tenga en cuenta que si no existiera esta situación límite de dolor que la vida a puesto ante usted, su existencia no tendría perspectiva, profundidad, ni sentido, sólo un transcurrir por el tiempo de un modo vacío. Su vida sería un puro suceder de acaecimientos; pero con el dolor adquirimos experiencia, existimos.

Las preguntas: ¿Qué puedo hacer para superar una ruptura sentimental? ¿Se puede una persona recuperar del todo? ¿Qué puedo hacer? ¿me pueden dar algún consejo?

La respuesta comienza por desarrollar la "Voluntad" de seguir su camino con "Esperanza".

A partir de aquí transcribo la duda solucionada redactada para otra persona:

Voluntad para llevar a cabo sus rutinas diarias (horarios de sueño, comidas, estudios, trabajo y, sobre todo, cuidado personal). Incorpore, además, si le es posible, una práctica deportiva sujeta a una rutina horaria.

Desde un punto de vista analítico-fenomenológico-existencial:

Proyéctese temporalmente anticipándose al futuro. No viva un mero presente.

Proyéctese con las armas de la "espontaneidad" y la "creación". Es decir, recupere su modo de ser "original", "natural". Trate de ser "creativa" en los hechos y rutinas insignificantes de la vida cotidiana.

Siga tomando decisiones sobre aquellos eventos que acontezcan en su vida, decisiones siempre nuevas, y, naturalmente, siempre con riesgo. Renuncie a la seguridad -al miedo a equivocarse y fracasar-.

Decídase en participar en proyectos, con "confianza", y aquí por lo tanto, se nos plantea la única y total posibilidad del encuentro con el "Otro". Arriesgarnos a conocer a nuevas personas, algo así a "estar" en camino con Esperanza.

Aproveche la oportunidad de la ruptura sentimental para encontrarse consigo misma para "llegar a ser la persona que una es -anterior a la pareja-". Lo que esto quiere decir, es que hacemos una apuesta por nuestra existencia. Ahora es cuando verdaderamente su existencia está en juego (recuerde la célebre cita de Ortega y Gasset: "Yo soy yo y mis circunstancias, si no las salvo a ellas no me salvo yo").

Anticipándose a su nuevo futuro -el que está por venir- con voluntad y esperanza, tomando decisiones siempre nuevas, asumiendo el riesgo de la acción -que es necesario si pretendo encontrarme con el Otro, con los "Otros"-, renunciando a a seguridad de no equivocarse, es como la anticipación dispone y organiza en función del futuro personal toda la actividad de lo que será su vida tras la ruptura.

Ahora tiene la oportunidad de crear con una mayor libertad el inicio de otro proyecto de vida, porque en esta decisión de pasar a la acción asumiendo el riesgo de la soledad, sabedora de que puede fracasar le queda el consuelo de que alcance llegar a ser la persona que quiere ser. 

Ahora le toca hacer por usted misma su existencia y está no debe quedar reducida a lo psicológico y biológico (entiéndase farmacológico) sino que significa un desarrollo de su ser personal lo que quiere decir enfrentarse con la responsabilidad -sin reservas, ni justificaciones- y con la ineludible necesidad de desarrollar valores para su nueva vida.

Espero que mi texto haya servido para orientar mejor qué debe hacer tras la ruptura de pareja.

Un saludo,




Juan José Regadera. Murcia

        

                               Hasta pronto 


Comentarios