El psicólogo responde®. Duda solucionada: Número 8


Duda solucionada: Número 8

Pregunta del paciente:

La terapia breve es efectiva para depresión, autoestima, gestión de emociones, inseguridad?
Si no es así, que terapia sería adecuada?
Necesito ayuda

Respuesta:



Buenas noches,

Dada la extensión del diagnóstico de la depresión y sus implicaciones, su tratamiento ha sido un ámbito especialmente atractivo para el trabajo clínico y, quizá como consecuencia, para la investigación.

Las terapias basada en la evidencia para la depresión no incluyen la terapia breve. Las terapias para la depresión que han obtenido mejores recomendaciones y consideraciones sobre su eficacia son:

La Terapia cognitivo-conductual de Beck (TC), la Activación conductual (AC), la Terapia interpersonal (TIP), Terapia cognitiva basada en el "mindfulness" (MBCT). Estos modelos ofrecen distintas perspectivas sobre la depresión y múltiples formas de abordarla.

De las cuatro terapia citadas, las que han obtenido un mayor nivel de eficacia han sido la Terapia cognitivo-conductual y la Activación conductual. De forma simplificadora, podría mencionarse que la TC recalca la conexión entre emociones negativas, esquemas y distorsiones a la hora de percibir las circunstancias personales; la AC la privación de reforzadores por repetidas conductas de evitación o ausencia de actividad valiosa.

Sin embargo, entre ellas -entre los cuatro modelos citados- hay, a la vez, estrategias de intervención concomitantes como, por ejemplo, la programación de actividades (con especial énfasis en el enfrentamiento a situaciones temidas y evitadas), los entrenamientos en habilidades sociales y en solución de problemas, o las prácticas de "role-playing", todas habituales en la práctica de la TC, la AC e incluso en la TIP.

Por otro lado, AC y MBCT comparten una posición de diferenciación entre lo que uno piensa y lo que pude hacer, aunque vayan en direcciones contrapuestas. En ambos modelos, se enfatiza que la persona tiene las riendas de su vida y que los contenidos mentales no son dueños de los actos. La persona puede hallarse en una situación depresiva, pero eso no condiciona su libertad ni le conduce necesariamente a la pasividad.

En suma, queda claro que hay unas semejanzas a la hora de acercarse al tratamiento de la depresión por parte de las terapias basadas en la evidencia. La TC es la más orientada a cambiar lo que se piensa, fundamento de la mejoría desde este modelo, pero en la AC y en la TIP es habitual que también se modifiquen las creencias, aunque de forma indirecta: por le vuelta a la normalidad en la vida misma. Este sería acaso el sustrato de la recuperación y la salida natural de la depresión.

En conclusión: Tras cincuenta años de hegemonía de la reestructuración cognitiva en este campo, resulta claro el giro hacia los enfoques más centrados en la contemplación no intrusiva de los contenidos mentales y en la orientación hacia la acción. La aceptación y la acción pueden ser, por tanto, la clave de las intervenciones más prometedoras.

Tras mi larga exposición, espero y deseo haya sido esclarecedora para que pueda tomar una decisión sobre qué modelo terapéutico seguir.

Un saludo.

Pd.: Autoestima, gestión de emociones, inseguridad, son conceptos implícitos de trabajo en cualquiera de los modelos citados.




Juan José Regadera. Murcia

        

                               Hasta pronto 


Comentarios