El psicólogo responde®. Duda solucionada: Número 15

 


Duda solucionada: Número 15

Pregunta del paciente:

¿Qué test puedo a aplicar si sospecho del trastorno de la personalidad por evitación?

Respuesta:




Buenas noches,

Su pregunta: ¿Qué test puedo aplicar para el trastorno de personalidad evasiva?

Requiere de una aclaración:

Los tests de evaluación son instrumentos estandarizados que no están disponibles al público. Estas pruebas contemplan una clasificación que responden a 3 niveles (A/B/C) en todas las fichas técnicas de los tests que se publican o comercializan en España, respetando la normativa deontológica. Las empresas de distribución exigirá la correspondiente acreditación académica o profesional antes de tramitar un pedido.

La estandarización de un instrumento consiste en sistematizar el proceso de administración, calificación e interpretación del mismo, de tal forma que se pueda aplica a cualquier persona bajo las mismas especificaciones.

Por otra parte, un principio fundamental del uso profesional de tests de evaluación, es que los individuos deben utilizan solamente los tests para los que tengan la formación y experiencia apropiadas.

Centrándonos en su consulta:

En España existe una prueba estandarizada adaptada al DSM-5 que incluye dentro de sus patrones clínicos de la personalidad la Escala Evitativa. Se trata MCMI-IV. Inventario Clínico Multiaxial de Millon-IV de Theodore Millon, Seth Grossman y Carrie Millon. Publicado por Pearson Clinical en 2018. Se trata de una prueba de aplicación individual con un tiempo de contestación que oscila entre 25 y 30 minutos y una edad de aplicación a partir de 18 años.

Como antes indicábamos, la prueba tiene la Clasificación “C”. Acceden al nivel “C” los profesionales que demuestren poseer el Grado o licenciaturas en Psicología, Psicopedagogía, Psiquiatría o un campo estrechamente relacionado, con entrenamiento formal en la aplicación, corrección e interpretación de pruebas de evaluación clínicas relacionadas con el propósito de evaluación. Los usuarios deben tener conocimientos sobre la teoría de los tests y métodos estadísticos, así como experiencia profesional en diagnóstico clínico.

Más allá de su consulta:

Detallaremos los criterios diagnósticos (DSM-5) del Trastorno de la personalidad evasiva por su fuese de ayuda:

El Trastorno de la personalidad evasiva, recoge un patrón dominante de inhibición social, sentimientos de incompetencia e hipersensibilidad a la evaluación negativa, que comienza en las primeras etapas de la edad adulta y está presente en diversos contextos, y que se manifiesta por cuatro (o más) de los siguientes hechos:

1. Evita las actividades laborales que implican un contacto interpersonal significativo por miedo a la crítica, la desaprobación o el rechazo.

2. Se muestra poco dispuesto a establecer relación con los demás, a no ser que esté seguro de ser apreciado.

3. Se muestra retraído en la relaciones estrechas porque teme que lo avergüence o ridiculicen.

4. Le preocupa ser criticado o rechazado en situaciones sociales.

5. Se muestra inhibido en nuevas situaciones interpersonales debido al sentimiento de falta de adaptación.

6. Se ve a sí mismo como socialmente inepto, con poco atractivo personal o inferior a los demás.

7. Se muestra extremadamente reacio a asumir riesgos personales o a implicarse en nuevas actividades porque le pueden resultar embarazosas.

Una nueva aclaración:

El modelo alternativo del DSM-5 para los trastornos de la personalidad transforma los siete criterios anteriores del modelo oficial en 4, siendo tres o más de los cuatro rasgos patológico de personalidad, uno de los cuales debe ser (1) ansiedad:

1. Ansiedad: intensos sentimientos de nerviosismo, tensión o pánico, como reacción a las situaciones sociales; se preocupan por los efectos negativos de las experiencias desagradables del pasado y las posibilidades futuras negativas; sentimiento de miedo, aprensión o amenaza ante la incertidumbre; temor a la vergüenza.

2. Distanciamiento: reticencia a participar en situaciones sociales, de tal manera que se evitan los contactos y actividades sociales; la falta de apertura para el contacto social.

3. Anhedonia: falta de disfrute, de participación o de energía para las experiencias vitales; déficit en la capacidad de sentir placer o de interesarse por las cosas.

4. Evitación de la intimidad: evita las relaciones interpersonales íntimas o románticas, el apego interpersonal, y las relaciones sexuales íntimas.

Recomendación y conclusión:

Dada la complejidad y la dificultad para elaborar un diagnóstico diferencial adecuado del problema por el que consulta, tras exponerle los criterios diagnóstico del Trastorno de la personalidad evasiva (modelo oficial y alternativo del DSM-5) si considera que se aproxima a los sentimientos y conductas que usted presenta, es aconsejable la visita al especialista.

Un saludo,


 



Juan José Regadera. Murcia

        

                               Hasta pronto 


Comentarios